La inteligencia ha sido el criterio más utilizado para definir el concepto de superdotación. El paralelismo entre el desarrollo de los modelos de inteligencia y su influencia en los distintos conceptos de las altas capacidades, ha sido un fenómeno inevitable, hasta nuestros tiempos. (Alonso y Benito, 1996)

En este apartado se referenciarán modelos psicológicos que ayudarán a aclarar el concepto de altas capacidades y algunas características propias del mismo. Se pueden reunir estos modelos en cuatro grupos significativos: modelo de capacidades, de componentes cognitivos, de rendimiento y modelos socioculturales.

1. Modelos basados en las capacidades.

Para los representantes de esta orientación, la superdotación es un rasgo permanente relativo, no depende de situaciones culturales o contexto alguno.

Las capacidades “intelectuales”, apenas evolucionan con el paso del tiempo, son detectables desde edades tempranas, son capacidades estables, que desembocan por lo general en rendimientos excepcionales en la edad adulta. (Izquierdo Martínez, 2007; Castejón Costa, Prieto Sánchez, y Rojo Martínez, 1997)

El papel predominante es de la inteligencia o las aptitudes para resolver problemas. Se identifica ante la detección de un alto nivel de inteligencia o de alguna aptitud especial. El cociente intelectual (CI) y las pruebas psicométricas son alguno de los instrumentos utilizados.

Como desventaja el modelo presenta que considera a la superdotación como  una característica personal, casi de tipo innata y no puede delimitar la frontera entre el talento normal y superior.

Lewis M. Terman (Izquierdo Martínez, 2007) dos años antes de su muerte y después de haber dedicado 30 años de su vida al estudio de la superdotación, confesó que en base a los datos recopilados en sus trabajos sólo se podía concluir en que la inteligencia a solas no es suficiente para definir ni identificar a un superdotado.

 2 Modelos de componentes cognitivos.

Estos modelos resaltan los procesos en la elaboración de la información. Se relaciona con  los procesos cognitivos implicados en la solución de ciertas situaciones cotidianas. Es de mayor importancia para los autores la calidad de la información que se procesa que el resultado de los test. Rüpell propone reemplazar el estudio  del CI (cociente Intelectual) por el estudio de la CI (Calidad de la Información procesada). (Alonso y Benito, 1996; Castejón Costa, Prieto Sánchez, y Rojo Martínez, 1997;  Izquierdo Martínez, 2007).

Los autores que defendieron estos modelos, se vieron obligados a  suplantar los test tradicionales por otros métodos de “diagnostico experimental”, basados en estrategias y procesos de aprendizaje de los superdotados.

Sternberg (Ramos Alía, 2017) basado en  la Teoría Triárquica de la Inteligencia y la Teoría Implícita Pentagonal del Talento, indica que para que un estudiante  sea considerado “con talento” ha de cumplir algunos criterios:

  1. De excelencia. Superioridad del estudiante en alguna dimensión o conjunto de ellas. Debe ser extremadamente elevado.
  2. De rareza. Un  atributo poco común con sus semejantes en un nivel alto.
  3. De productividad. Lo que se evaluará debe estar orientado hacia la productividad.
  4. De demostración. El talento debe ser demostrado a partir de pruebas válidas. Dichas pruebas han de certificar las mismas condiciones para todos los estudiantes, así como la validez de los resultados.
  5. De valor. El  talento ha de ser  demostrado por el estudiante con  superioridad en una determinada dimensión y, además, que sea apreciable en su contexto social.

3 Modelos basados en el rendimiento.

Estos modelos  estiman los logros como rendimientos observables de las altas capacidades y sugieren que la capacidad intelectual no es suficiente, que se requiere un nivel determinado de rendimiento y motivación (Castejón Costa, Prieto Sánchez, y Rojo Martínez, 1997;  Izquierdo Martínez, 2007; Renzulli y Reis, 2016)

Lo sobresaliente incorpora  una interacción entre tres grupos de elementos, esos elementos sitúan a los sujetos (estudiantes) por arriba de las habilidades generales promedio, elevados niveles de compromiso en las tareas y altos niveles de creatividad. Gráfico 2.  (Renzulli y Reis, 2016)

Los niños superdotados y talentosos llegarían a ser los que poseen o podrían poseer ese  compuesto de elementos, y los aplicarían a cualquier área potencial que pueda ser evaluada del desempeño humano. Los niños que manifiestan, o pueden desarrollar esa  interacción requieren un amplio abanico de oportunidades educativas y servicios que no son los mismos que los programas de instrucción del claustro ordinario de alumnos.

Gráfico 2. Modelos de los Tres Anillos de RENZULLI.

Tre Anillos

Fuente: (López Garzón, 2012; Renzulli y  Reis, 2016).

Para el profesor Renzulli, no cobra importancia identificar a los alumnos más capaces. Para él la obligación de un sistema educativo es obtener las mejores respuestas al mayor número posible de alumnos. Le interesa con este modelo obtener de todo el alumnado las conductas de los superdotados.

 Para ello propone trabajar dentro del centro tanto en aulas ordinarias como en agrupamientos específicos a tiempo parcial fuera de ellas.  (López Garzón, 2012;  Renzulli y Reis, 2016)

4 Modelos socioculturales.

Lo que define la alta capacidad para estos modelos es la interacción  del entorno social con  los factores culturales en donde se desenvuelve el sujeto (estudiante), amplían el modelo de Renzulli. (Castejón Costa, Prieto Sánchez, y Rojo Martínez, 1997; Izquierdo Martínez, 2007)

Para los autores que estudiaron estos modelos los superdotados son un producto del contexto donde viven, de la sociedad en la que se desarrollan. Puesto que la superdotación  puede desarrollarse por medio del intercambio favorable de los factores sociales e individuales. La inteligencia excepcional supone adaptación intencionada, configuración y selección de los ambientes del mundo real, que se verán beneficiados y enriquecidos con las nuevas ideas de los mismos.

Mönks (Alonso y Benito, 1996) estima el desarrollo psicológico como un asunto del ciclo vital  y un proceso de interacción entre el individuo y su entorno. Este modelo es una modificación y extensión de la “Teoría De Los Tres Anillos” de Renzulli. Modifica ciertos conceptos utilizados por el Profesor Renzulli como por ejemplo  la motivación tiene incluido el compromiso con la tarea y la  perspectiva que se orienta hacia el futuro y Mönks describe a la motivación  como la energía que guía al comportamiento y además habla de “grandes habilidades intelectuales” y no de “capacidades por encima de la media” como Renzulli. Gráfico 3

Gráfico 3. Modelo Triádico de la Superdotación de MÖNKS.

MÖnks

Fuente: (Izquierdo Martínez, 2007).

Según Tannenbaum (Alonso y Benito, 1996) hay cuatro factores que en su unión definen desde un punto psicosocial a la superdotación. Estos factores son: Factor “G” o capacidad general.

  1. Capacidad, aptitudes y habilidades especiales.
  2. Factores no intelectuales (la fuerza de voluntad)
  3. Factores ambientales (hogar, colegio, centro de recreación, etc…)
  4. Factores fortuitos (circunstancias imprevistas dentro del estilo de vida habitual)

La excepcionalidad intelectual ha pasado de un modelo unitario de superdotación con base en el cociente intelectual, a modelos pluridisciplinarios de capacidades, donde los talentos de las personas se dan en uno o más ámbitos y donde el antiguo superdotado debe adaptarse y encontrar su lugar dentro de los posibles talentos. Estos modelos explicativos no se excluyen mutuamente, y los modelos más recientes están caracterizados por su creciente complejidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s